Pueblos Mgicos de Mexico

El Rosario Pueblo Magico






El Rosario Pueblo Magico
Comentarios Playas Mexico Comentarios de viajeros en playas mexico Version imprimir pueblos mexico

Mazatlán, en el estado de Sinaloa, es actualmente la principal vía de acceso marítimo entre México y Asia, con su puerto multipropósito que lo mismo recibe cruceros turísticos que enormes buques de carga. Gracias a su cercana ubicación y a la riqueza de sus minas y esteros, el Pueblo Mágico de Rosario fungió como un trampolín para la consolidación de este puerto, por lo que desde el siglo XVII ambos lugares han gozado de una relación casi simbiótica.

Cuando en 1655 el descubrimiento de vetas de plata en la Loma de Santiago trajo consigo una época de prosperidad que duró casi tres siglos, el impulso a la economía local se fue consolidando. La mina de El Rosario llegó a ser una de las tres principales fuentes de oro y plata del occidente mexicano, junto con Cópala y Pánuco, que originalmente exportaban sus producciones a través del puerto de San Blas, en Nayarit. Hacia 1800, aumentó la ayuda a Mazatlán para que los minerales pudieran comenzar a salir desde ahí.

El Rosario fue también sede de los poderes que se mandaban desde la Nueva España a California, Baja California y Sonora, de las cajas reales y una ciudad asilo para los Poderes del Congreso de Sinaloa. Para 1780, era el poblado más próspero del noreste mexicano, con 7,000 habitantes que fueron los primeros en la región en contar con electricidad.. Más allá de su importancia política y comercial, este pueblo tiene una enorme belleza natural y arquitectónica, así como curiosas leyendas en torno a su descubrimiento y construcción.

Se cuenta que un campesino llegó a la Loma de Santiago mientras perseguía una res que se había soltado de su hato, y como se le hizo de noche, decidió prender una fogata y quedarse a dormir allí. Al despertar al día siguiente, su asombro fue enorme al ver que bajo las cenizas había quedado una placa de plata fundida. Para marcar el lugar, puso su rosario y se marchó a comunicar la noticia a su patrón, quien al ver la placa hizo un tajo en la tierra que le dio nombre a la mina que ahí se fundaba y le dio nombre al pueblo de El Rosario.

A partir de entonces, esta región de clima muy grato y ricos ecosistemas se convirtió en un enclave influyente y preponderante, no solo en minería, sino en agricultura, ganadería y pesca. Si bien su fama minera atrajo a su territorio a extranjeros prominentes de todos lados del mundo, como al escritor Julio Verne y a su hijo Michel, que basaron las obras Un drama en México y El eterno Adán en los paisajes del puerto de Mazatlán y El Rosario, el declive de los yacimientos durante el siglo XX ha llevado a los rosarenses a voltear la vista hacia los enormes esteros que bañan toda la zona.

De este modo, actualmente la pesca cuenta con un alto nivel de desarrollo que brinda a El Rosario y al mundo una rica variedad de especies como lisa, róbalo, pargo y curbina, entre muchas otras, que pueden capturarse en los embalses interconectados de Agua Verde, Chametla y la Laguna El Caimanero, una de las playas productoras con mayor abundancia de camarón de estero a nivel mundial.

Qué visitar en El Rosario Pueblo Mágico

La mayoría de los Pueblos Mágicos tienen en su centro histórico tesoros que hablan por sí mismos a las nuevas generaciones sobre sus épocas de esplendor; en el de El Rosario se pueden apreciar las casas señoriales de quienes fueran las familias más prósperas, el Palacio Municipal con su plaza y su kiosko, una estatua dedicada a la famosa cantante vernácula Lola Beltrán y por supuesto, la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, reconstruida de 1934 a 1954 prácticamente piedra por piedra, pues la original colapsó por la explotación de la Mina del Tajo, que quedó llena de socavones.

En la Loma de Santiago queda en pie una parte de la fachada del templo antiguo, levantado en 1759 y un digno representante del estilo barroco de la época, con su elaborado retablo lleno de detalles grecorromanos y churriguerescos. Cada primer domingo de octubre, los rosarenses tienen la oportunidad de meditar sobre los misterios de Cristo por medio del rezo del rosario, con el que honran a la advocación de la Virgen María venerada en su pueblo. También, el Museo de los Vestidos es una gran oportunidad de admirar finos ropajes donados por las familias rosarenses, que han tenido el honor de vestir a la santa y al Niño Dios; algunos de estos se conservan en excelentes condiciones desde los años 70.

El Panteón Español es uno de los lugares más representativos de El Rosario, pues en él se albergan las historias de cientos de pobladores ilustres, como la de don Ignacio Fletes Irico, quien llegó a poseer más de diez haciendas y numerosas tiendas de ultramarinos en varios poblados de la región, y una figura influyente en la guerra de independencia de 1810, que ordenó la construcción de este cementerio dentro de una curiosa barda octagonal y con elementos de un marcado estilo neoclásico. Don Ignacio era oriundo de San Luis Potosí, pero consideraba al Rosario como su segunda casa, al grado que pidió ser enterrado ahí junto con toda su familia.

En el Museo de Historia Regional de El Rosario, construido en lo que antiguamente fuera la Cárcel Municipal, se puede conocer más sobre este y otros personajes rosarenses, además de las raíces y consolidación del pueblo. Su exposición se divide en tres salas: la primera está dedicada a la época prehispánica, por lo que muestra hachas de guerra, esculturas, pipas, telares y vasijas que datan de más de mil años. En la segunda, sobre la conquista y el virreinato en El Rosario, se pueden leer manuscritos de los siglos XVII y XVIII que no solo contienen bella caligrafía y un español que resulta extraño por su antigüedad, sino que tienen gran importancia política e histórica por ser órdenes de virreyes, arzobispos y personajes con un papel preponderante en el gobierno del pueblo.

La tercera sala muestra el esplendor económico y cultural experimentado por el noroeste mexicano en los siglos XIX y XX, con documentos y objetos pertenecientes a la guerra de Independencia, la Intervención Francesa, las Leyes de Reforma y el Porfiriato, como armas, condecoraciones, títulos y cartas. Además, el archivo histórico de este museo consta de fotografías que muestran el desarrollo del pueblo a partir de 1865, que incluyen desde la gente del pueblo hasta sacerdotes y gobernantes, así como el esplendor arquitectónico de las construcciones rosarenses.

Lo imperdible en El Rosario Pueblo Mágico

Aunque los grupos de indígenas totorames controlaban la región desde el valle hasta la costa, en lo que actualmente abarca los territorios de Mazatlán, San Ignacio, Concordia, El Rosario y Escuinapa, su belicosidad y constantes enfrentamientos contra los xiximes, coras y escasees, fueron mermando su población hasta que en los años de la fundación de El Rosario eran prácticamente inexistentes.

Sin embargo, conforme el pueblo fue cobrando importancia económica y política, los totorames adoptaron los apellidos de los señoríos que iban emigrando, por lo que sus raíces perduraron a través de denominaciones como Rodríguez, Ramos, Rivera, Ortíz y Alduenda. Esto influyó principalmente en la actividad pesquera, en la que este pueblo era ducho.

El principal enclave en el que prosperaron los antiguos totorames fue Chametla, fundado en 1531 y considerado por ello el más antiguo del noroeste mexicano. Más aún, antes de la conquista, este territorio tuvo una gran importancia no solo para la región, sino para todo el México precolombino, pues existe la creencia, basada en descubrimientos arqueológicos, de que los aztecas partieron de las cercanías en su viaje de descubrimiento hacia Tenochtitlán.

El Museo Comunitario de Chametla, ubicado en una finca de principios del siglo XX junto a la Parroquia de San Pedro, concentra el pasado remoto del pueblo a través de una colección de piezas arqueológicas que incluyen artefactos de piedra o cerámica, utilizadas para uso doméstico, ritual o productivo, como malacates, cuencos de cerámica, figuras zoomorfas y antropomorfas, y urnas mortuorias que muestran un estilo particular.

Otras comunidades importantes de la región de El Rosario son El Pozole, Agua Verde, Los Ojitos y La Niebla, por su prolífica actividad ganadera, agrícola y pesquera. En Matatán, cada Semana Santa tiene lugar la representación de uno de los Viacrucis más antiguos del país, que data de 1700 y se ha convertido en toda una tradición de la localidad, pues todos los habitantes participan de una u otra manera para mantenerla viva; también en las fiestas de la Virgen de la Candelaria, las calles se visten de colores con los trajes de los matachines que van bailando al ritmo de la banda, bajo la luz de los fuegos de artificio.

Un sitio imperdible al visitar El Rosario es la comunidad de Cacalotán, que fue una importante productora de mezcal artesanal y cuerda de ixtle. Se ubica junto al arroyo Pánuco, que en verano crece y riega las tierras, dándoles la humedad ideal para que prospere el agave. La hacienda mezcalera, que también perteneció a don Ignacio Fletes, contaba con rústicas ruedas de molino que trituraban el "melchonte" o piñas de agave para extraer el destilado. Después de la reforma agraria derivada de la Revolución Mexicana, las tierras fueron expropiadas y la hacienda tuvo que cerrar; donde antes hubo abundantes agaves, hoy han proliferado plantaciones de mango.

Por supuesto, una visita a El Rosario no está completa si no se goza la arena de sus playas bajo los pies. En El Caimanero, los bañistas no solo disfrutan las frescas aguas de la laguna y la brisa del Pacífico, sino la deliciosa gastronomía derivada de los productos del mar. La mayor parte del año se encuentra casi vacía, pero en temporadas vacacionales familias locales y foráneas acuden a nadar, acampar, pasear en lancha, pescar y convivir con la fauna marina.

La antigua entrada de la Mina del Tajo quedó inundada en 1935 por un tremendo ciclón que azotó tierras sinaloenses; el cuerpo de agua que nació de este cataclismo es ahora conocida como Laguna del Iguanero, que actualmente es un sitio de descanso y recreación rodeado de árboles y plantas tropicales. El agua, que se ha tornado de verde, es hogar de varias especies de peces, tortugas, iguanas y patos; en su parte media, esta laguna tiene un puente colgante que conduce a una isla central, donde alguna vez se levantó la antigua iglesia del pueblo.

El mejor modo de recorrer el Pueblo Mágico de El Rosario es como parte del Circuito Turístico del Évora, que parte desde Culiacán y pasa además por los pueblos de Cosalá y El Fuerte en un fin de semana lleno de historia, emoción y cultura. Así mismo, entre las fechas más excitantes para visitar el poblado están el 3 de mayo, en la Fiesta de la Santa Cruz, en la que albañiles de los alrededores acuden a la Capilla de la Santa Cruz a cantar las tradicionales "Mañanitas" y realizan una procesión, por lo que todas las puertas de las casas se adornan con cruces.

Otro acontecimiento es la Feria de la Primavera, que comienza con el festejo del Día del Niño y culmina con el Día de las Madres tras once días de música, baile, coronación de las mujeres más bellas del municipio, deliciosa comida, juegos mecánicos, pirotecnia, artesanías, el tradicional desfile y un cúmulo de manifestaciones culturales como danza y teatro.

Qué comer en El Rosario Pueblo Mágico

La abundancia de frutos del mar le brindan a El Rosario una gastronomía disonante con la zona norte del país: camarones, pulpo, callo de hacha, lisa, robalo, huachinango, curvina, mojarra, pargo y burrito, son solo algunas de las especies que se pueden disfrutar en ceviches y aguachiles, además de platillos como pescado zarandeado con chicharrón de camarón, con calache de calabacitas, o con una ensalada de verduras frescas de la región.

Otro producto que hay que destacar en este Pueblo Mágico es el chorizo, preparado con carne de puerco molida y sazonada con chiles y especias, que sirve como base para deliciosos platillos típicos como el pozole rojo, el menudo, los tacos dorados y el asado a la plaza, con papa en cubitos, verduras cocidas y una exquisita salsa de tomate.

Estos platos pueden disfrutarse en los restaurantes del centro, de las localidades circundantes y de las zonas de playa y esteros, como La Perla Costera, en El Caimanero, o La Palapa de Lola, cuyas especialidades son el cielo rojo y el huapango torero. En El Parador de Don Mauricio, de la Hacienda El Tamarindo, es imperdible la lengua de res en salsa verde; en El Patio, en el centro histórico, el asado de res, y en el Bellavista, de Cacalotán, los camarones a la Bellavista.

Por último, no se puede ir a Rosario y no probar el ToniCol, refresco típico y único sabor vainilla, con propiedades naturistas y muy refrescante y vigorizante.

Qué comprar en El Rosario Pueblo Mágico

Las localidades que integran El Rosario producen artesanías en materiales diversos, que obtienen de la naturaleza. En Artesanías El Indio, del centro histórico, se pueden adquirir las piezas de alfarería y cestería de las culturas xixime, acaxe y totorame; para conseguir artículos singulares, vale la pena darse una vuelta por las comunidades: en Matatán, exquisitos muebles rústicos tejidos en palma y madera; en Cacalotán, conservas de mango deshidratado; y en la Loma de Santiago, una vibrante industria joyera con collares, pendientes y toda una gama de accesorios.

Para dormir en El Rosario Pueblo Mágico

Tanto en el cercano Mazatlán como en el Pueblo Mágico es posible disfrutar de una amplia oferta hotelera, comenzando por los ubicados en el centro, como El Yauco, que ofrece amplias y cómodas habitaciones, restaurante-bar que sirve ricos mariscos, visitas guiadas al pueblo, spa, salón de eventos, alberca, estacionamiento y Wi-fi, o el Galindo, un sencillo alojamiento que ofrece un excelente servicio a sus huéspedes. El hotel Bellavista, del restaurante del mismo nombre en Cacalotán, tiene una hermosa vista del pueblo desde sus terrazas y zonas de descanso, además de una amplia alberca y resbaladillas acuáticas.

Para mayor información sobre El Rosario Pueblo Mágico

Dirección de Turismo

Palacio Municipal s/n, Centro, Rosario, Sinaloa

Teléfono: 01(694) 952 0410



Artículos relacionados con El Rosario Pueblo Magico











Los mejores Pueblos Magicos de Mexico

Bernal | Tepoztlan | Cholula | Taxco | Real de Catorce | Tapalpa | Real del Monte | Cuetzalan | Tepotzotlan | Coatepec | Zacatlan | Ver mas...
 

Siguenos en

Mapa del sitio | Contáctenos | Anunciate | Aviso de Privacidad
Todos los derechos resevados © Pueblosmexico.com.mx | Powered by: Agencia W Paginas Web Aliger Software