Pueblos Magicos de Nuevo Leon Mexico

Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico



Villa de Santiago, en la región más norteña del estado de Nuevo León, es el lugar ideal para que los regios y turistas de todos lados disfruten de unos buenos días de relajación, diversión y aventura. Enclavada en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, su casco urbano sirve como marco a las maravillas naturales que se albergan en su interior, sobre todo sus cañones, ríos e impresionantes caídas de agua.

Como portal de entrada a la Sierra Madre Oriental, Villa de Santiago se ha constituido como el destino perfecto para practicar cañonismo, pues alberga en su interior los cañones de San Critóbal, Chipitín, Matacanes e Hidrofobia, que convierten a este Pueblo Mágico en uno de los mejores lugares del país para el turismo de aventura.

Este Pueblo Mágico tiene también una enorme dimensión histórica por su pasado colonial, que comenzó desde que en 1645 Diego Rodríguez de Montemayor estableció el primer asentamiento en lo que hoy es la calle de Héroes esquina con Carretera Nacional, que después de ser ampliado tuvo que ser abandonado por la belicosidad de los pobladores originales, que perpretaron numerosos ataques contra los colonizadores y casi logran terminar con la historia de este poblado.

Sin embargo, en 1670 una alianza matrimonial logró el repoblamiento del territorio por medio de la construcción de haciendas, que llegaron a ser casi una veintena y se dedicaron sobre todo a la producción de manzanas, que hasta hoy en día son el fruto representativo de la región, al grado de festejar cada mes de agosto la Feria de la Manzana.

La prosperidad económica trajo con los años la construcción de la hermosa villa virreinal del centro histórico, con su paisaje de haciendas y casas de amplios patios encabezadas por el Templo de Santiago Apóstol; en la actualidad, estos soberbios edificios se han convertido en tiendas, galerías de arte y museos que reciben con los brazos abiertos a sus visitantes.

Qué visitar en Villa de Santiago Pueblo Mágico

La Plaza Ocampo es el punto central de la Villa de Santiago, y se trata de un tranquilo parque donde las personas se pueden relajar mientras disfrutan la esplendorosa vista de los alrededores, principalmente de la iglesia, con su fachada de claros acentos barrocos, su escalinata y su enorme atrio con el monumento al santo patrono de los santiaguenses, que ha dado cobijo a la fe de sus habitantes desde el siglo XVIII.

Los detalles de su interior tienen matices neoclásicos resultado de las intervenciones arquitectónicas que se realizaron durante el siglo XIX. Sus dos torres se levantan soberbias con su blancura sobre el paisaje del centro, por lo que este templo se considera como uno de los más bonitos del noreste de México.

Frente a la parroquia se encuentra el Museo de Historia de Santiago, dentro del edificio de la Presidencia Municipal. Su propósito es brindar un retrato de la esencia de sus habitantes a través de los objetos, documentos y fotografías que cuentan las vicisitudes del pueblo desde los primeros asentamientos indígenas, la colonización, los personajes prominentes y el desarrollo de la ciudad.

Existe otra plaza, aun de mayores dimensiones que la de Ocampo, en el centro de la Villa de Santiago; se trata de la Plaza Hidalgo, construida hace casi un siglo y llena de frescos espacios para pasar las tardes entre templadas y calurosas de este Pueblo Mágico.

El mejor modo de explorar estos y otros lugares santiaguenses, como sus galerías de arte, tiendas de dulces, muebles y artesanías, además de las impresionantes atracciones naturales, es en la Ruta Polaris, un paseo en motocicleta que se realiza cada año a través de diversos Pueblos Mágicos del norte del país, que usualmente termina con misa, comida y fiesta llena de música y color.

Lo imperdible en Villa de Santiago Pueblo Mágico

Desde el mirador de Santiago, ubicado detrás del Museo de Historia, se tiene acceso al punto más alto del pueblo y por ende a una maravillosa vista, compuesta por el azul profundo del cielo, el verdor de sus montañas, la profundidad de sus cañones y el reflejo de sus cristalinas aguas al rebotar sobre ellas los rayos del sol. Es el inicio de una impresionante serie de atractivos naturales, que le han dado fama a Santiago de ser uno de los lugares más bellos para vacacionar.

Para comenzar, el Ejido de Potrero Redondo representa un cúmulo de experiencias extremas con todos sus cañones, laderas, barrancos, senderos, desfiladeros, toboganes naturales, cascadas, cuevas y ríos subterráneos. Uno de los más socorridos es la región del Chipitín, con su cañón y su espectacular caída de agua de casi 80 metros, que culmina en refrescantes pozas naturales, ideales para refrescarse del calor abrazador de Nuevo León. Para llegar, es necesario caminar hasta la cima, rappeleando en siete paredes verticales, saltando en tres caídas de agua, atravesar un tobogán y el cauce de un río y lanzarse de una tirolesa, aunque para los menos intrépidos es posible rentar un caballo.

La siguiente parada es el Cañón de los Matacanes, uno de los mejores del mundo por su variedad de terrenos y paisajes; se puede llegar al campamento de aventura en vehículos 4x4, para emprender una aventura que comienza al amanecer y culmina ya entrada la noche. Tras una caminata de casi una hora por el bosque, se llega al pie de una pared vertical por la que se sube rappeleando; en este punto comienza el desafío, por lo que este recorrido se recomienda para personas con muy buena condición física, y que no tengan miedo a las alturas.

El tour continúa por varios saltos al agua de entre uno y doce metros de altura, dos bajadas en rappel por cascadas de 18 y 27 metros, un recorrido por un río subterráneo que culmina con una caída en la oscuridad por un tobogán natural que llega a una segunda caverna, donde continúan los siete kilómetros de recorrido sobre el agua. Este y otros tours conllevan riesgos y dificultades, por lo que lo más recomendable es realizarlos en compañía de grupos certificados.

En este mismo ejido, de las experiencias más extremas son las de la cueva de La Tierrosa o el de La Puerta; la primera es un recorrido de espeleísmo en el cual se desciende en rappel por una chimenea natural y se cruza nadando un oscuro río subterráneo; en la segunda, una caminata de montaña lleva a sus participantes a un hermoso mirador natural de la Sierra Madre Oriental, desde donde se puede bajar en rappel por sus paredes de 50 metros de altura.

No obstante, no hay duda de que el Cañón Hidrofobia representa el reto más grande para los aventureros de Potrero Redondo. Recorrer este cañón implica una infinidad de saltos en cascadas, empezando por los más bajos de 14 metros de altura hasta los más impactantes, que sobrepasan los 18 metros, además de altos toboganes naturales y nado en estrechos canales de agua cristalina con altas paredes, que salen a los resbaladeros de las pozas del Chipitín.

En el campamento desde el que comienzan todos los recorridos existen cabañas con baño y agua caliente, para que los turistas vayan bien descansados a la aventura; también existen espacios para acampar, cocina, sillones y cojines para charlar al calor de la chimenea, y ludoteca con ping-pong y juegos de mesa. Sin embargo, es muy poco el tiempo que los visitantes quieren pasar aquí, pues afuera los espera un increíble ambiente lleno de húmedas paredes de piedra gris, pozas de color turquesa, el sonido del agua cayendo por doquier, y un extraño sentimiento de paz con la naturaleza.

La Presa de la Boca, también conocida como Rodrigo Gómez, es una opción más familiar en Santiago para acudir a refrescarse en un entorno natural. Enclavada en las faldas de la Sierra Madre Oriental y la Sierra de la Silla, es un lugar donde se puede armar la fiesta al puro estilo norteño: carnes asadas al aire libre, cervezas y música a todo volumen; al mismo tiempo se pueden gozar otras actividades, como pasear a caballo o cuatrimoto por los alrededores o en kayak, balsa de bambú, catamarán o lancha en las aguas de la presa, practicar deportes acuáticos como pesca o skying, o simplemente disfrutar del día de campo y la vegetación.

La Boca cuenta también con espacios infantiles, una zona de restaurantes y un muelle desde donde salen paseos en barco que atraviesan la presa, llegando a un hotel con cabañas llamado Bahía Escondida. Por la ausencia de sombra, las mejores horas para asistir son por la mañana y al comenzar a caer el atardecer, pues al mediodía la temperatura en la zona puede llegar a los 45 grados centígrados.

El Parque Natural Cola de Caballo es otra de las opciones que tienen los regios para escapar del tormentoso calor y divertirse en compañía de la familia, pues combina la belleza natural de su cascada de casi 30 metros de altura rodeada de vegetación, con el encanto colonial de su hacienda. Este parque de aventura se precia de tener el salto en bungee más alto del país, una caída libre de 70 metros que muy pocos se atreven a tomar. También su red de tirolesas entre las copas de los árboles resulta una aventura sin igual, pues se trata de un recorrido de 600 metros desde el que se puede disfrutar el paisaje de un modo inigualable.

Qué comer en Villa de Santiago Pueblo Mágico

Como buen pueblo norteño, en Santiago se come carne, en muchas variedades y presentaciones, desde el clásico desayuno de tacos de chicharrón, machaca con huevo o barbacoa, hasta platos más elaborados como los machitos de cabrito, el asado de puerco o las tradicionales empanadas de carne de cerdo conocidas como ""turcos".

Otros platillos imperdibles en los restaurantes de este Pueblo Mágico como La Casona o El Zaguán, ambos en el centro, son el cortadillo norteño de res, el pernil ranchero de puerco, la pierna estofada, las costillas de puerco con verduras, el chorizo, los frijoles charros, las gorditas de manteca y los deliciosos tamales al estilo ranchero. Para comer mariscos, el mejor sitio es El Rey del Marisco, en Presa La Boca.

Para el postre, también hay numerosas opciones: el pan de elote de Santiago tiene fama nacional e internacional, pues no hay otro más esponjosito que el de La Casa de la Abuela. También se puede disfrutar el jocoque, preparado con leche o nata agria; dulces de leche con nuez en diferentes presentaciones, solos o con canela; piloncillos naturales o con semillas como piñón o nuez; calabaza en tacha, como se le conoce en el norte a la tradicional calabaza en dulce de piloncillo del Día de Muertos, y frutas de la región en conserva, como naranjas y variedades de manzana.

Qué comprar en Villa de Santiago Pueblo Mágico

Son muy conocidos dos sitios en la Villa de Santiago para admirar y adquirir artesanías y piezas de arte; el primero es La Cieneguilla, camino al Parque Natural Cola de Caballo, donde se pueden encontrar cientos de motivos elaborados en cantera tallada, como muebles de jardín, marcos, macetas, fuentes de todos tamaños y esculturas decorativas. El segundo es el mercado de Los Cavazos, yendo hacia Monterrey, donde se venden muebles rústicos, dulces típicos, carne seca, artesanías de carrizo y palma, productos de talabartería con piel de vaca y cabra como sacos, bolsas, morrales, prendas y accesorios, plantas y flores decorativas.

Para dormir en Villa de Santiago Pueblo Mágico

Los mejores lugares para hospedarse en Santiago por las posibilidades que ofrecen a sus huéspedes son la Hacienda Cola de Caballo y el Geo Aventura Resort. La primera ofrece amplias habitaciones con terraza, además de bellos jardínes y restaurante, que complementan perfecto el entorno natural de la cascada. El segundo es una experiencia que se puede vivir a varios niveles, pues en sus instalaciones se puede acampar u hospedarse en una de sus cabañas, disfrutando de servicios básicos como baño, luz eléctrica, salón con chimenea y restaurante.

Existen también muy buenas opciones para instalarse en el centro de la ciudad, como el hotel Las Palomas de Santiago, impresionante por su arquitectura colonial de amplios patios y habitaciones de gruesos muros y techos altos, perfectos para vivir las ricas tradiciones de esta provincia neoleonense. Su tranquilo restaurante Las Palomas y su cercanía con el Templo de Santiago Apóstol, lo vuelven uno de los lugares más acogedores para dormir en la Villa de Santiago.

Para mayor información sobre Villa de Santiago Pueblo Mágico

Oficina de Turismo

Juárez 101, Centro, Villa de Santiago, Nuevo León

Teléfono: 01(812) 451 4582



Video de Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico

Clima de Santiago Pueblo Magico Mexico

MEXICO Clima

Fotos de Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico

Reserva en los mejores Hoteles los Pueblos Magicos

Hoteles en Cancún

Encontramos 236 alojamientos en Cancún

Visitar

Hoteles en Playa del Carmen

Encontramos 1107 alojamientos en Playa del Carmen

Visitar

Hoteles en los Cabos

Encontramos 112 alojamientos en Los Cabos

Visitar

Hoteles en Huatulco

Encontramos 93 alojamientos en Huatulco

Visitar

Como llegar a Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico

Villa de Santiago se localiza a poco más de 30 kilómetros de la Ciudad de Monterrey, viajando por la carretera federal 85 con dirección a Ciudad Victoria, Tamaulipas. El viaje por esta autopista es un agradable recorrido bordeado por cerros de profusa vegetación, en especial en temporada de lluvias.

A la Sultana del Norte, como también se le conoce a Monterrey, se puede llegar por tierra y por aire desde las principales ciudades del país. En avión, las aerolíneas que llegan son AeroMéxico, Interjet, VivaAerobus, Volaris y American Air. A partir de ahí, se recorren 37 kilómetros por la Carretera Federal 85, en automóvil o en los autobuses de las líneas Autotransportes Azules y Amarillos. También existe una ruta suburbana directa procedente de El Álamo, en Saltillo, Coahuila.

Hoteles en el pueblo Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico

Comentarios acerca del pueblo Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico

Deja un Comentario sobre Santiago Pueblo Magico Nuevo Leon Mexico

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deja simplemente líneas vacías.