Pueblos Mgicos de Mexico

Mapimi Pueblo Magico Durango


Pueblos Magicos de Mexico Playas de Mexico
Pueblos Magicos de Mexico Playas de Mexico
Cómo llegar Pueblos Magicos de Mexico Cómo llegar
Fotos de Mapimí Pueblo Magico Pueblos Magicos de Mexico Fotos
Video de Mapimí Pueblo Magico Pueblos Magicos de Mexico Videos
Clima Pueblos Magicos de Mexico Mapas
Tours a Pueblos Magicos de Mexico Mapas
Clima Pueblos Magicos de Mexico Mapas
Recetas Mexicanas Pueblos Magicos de Mexico Mapas
Xcaret Pueblos Magicos de Mexico Mapas
 







Pueblo Mapimi Pueblo Magico Durango Pueblos magicos



Mapimi Pueblo Magico
Comentarios Playas Mexico Comentarios de viajeros en playas mexico Version imprimir playas de mexico

El auge minero de los siglos XVIII y XIX en el norte de México dio como resultado peculiares pueblitos en los que perviven la belleza y esplendor de antaño, pero que ya no tienen nada que ofrecer a sus pobladores y visitantes más que sus historias y leyendas de épocas más prósperas. Tal es el caso de Mapimí, en el estado de Durango, fundado hace más de 400 años en una región inhóspita en medio del desierto que sin embargo vio ir y venir personas de todo el mundo, que llegaron en la búsqueda de riquezas y fortuna.

Muchos años antes de la llegada de los españoles, en la región del Bolsón de Mapimí habitaban tribus del desierto conocidas como Tobosos y Cocoyomes; en una temporada, sufrieron un diluvio que parecía no tener fin, por lo que ofrecieron a los dioses el sacrificio de una doncella. La lluvia cesó, y por ende hicieron subir a la mujer más bonita de su aldea. Ahora, ella cuida el valle desde el Cerro de la Bufa o de la India, donde quedó dibujado su perfil, y se cuenta que llegará el día en que la copiosa lluvia volverá y habrá que ofrecer un nuevo sacrificio para salvar al pueblo.

Esta y otras son las leyendas que deambulan por las calles del otrora Mineral de Santiago de Mapimí, en cuyas entrañas existieron enormes yacimientos de oro, plata y cobre, que significaron casi tres siglos de prosperidad para el pueblo de Ojuela, fundado en la entrada de la mina del mismo nombre para facilitar la extracción de los metales. Después de que en 1928 catorce de los veinte niveles de la mina Santa Rita fueran inundados por las aguas de un río subterráneo, la vida de cientos de mineros y la riqueza del subsuelo quedaron sepultados bajo el agua. Durante ocho años la empresa Peñoles, entonces dueña del lugar, intentó infructuosamente de sacar el agua. Diez años después, Ojuela se había convertido en un pueblo fantasma.

La historia de Mapimí está llena de claroscuros: junto a la riqueza descubierta por los colonizadores a finales del siglo XVI, y la construcción de bellas casas, templos y edificios públicos, el asedio de los antiguos habitantes del lugar, los tobosos y cocoyomes, provocó varios incidentes muy sangrientos y trágicos, que derivaron en la necesidad de un enorme cementerio poblado por las historias de mexicanos y extranjeros que encontraron su mala suerte en estas tierras. Posteriormente, los asaltos de la Revolución Mexicana también dejaron sus huellas en los muros de las edificaciones.

En 1938, el presidente Lázaro Cárdenas intentó salvar la región de Mapimí instalando canales de riego y construyendo presas para impulsar la agricultura, sin grandes resultados; sin embargo, ya entrada la segunda mitad del siglo XX, los escasos pobladores decidieron retomar la minería, ya no de oro ni de plata pero aprovechando las propiedades poliminerales de sus subsuelos, ricos en aragonito, calcita, ágata, la escasa legrandita y la endémica mapimita, entre otros 180 tipos de piedras preciosas.

Con un clima preponderantemente desértico, Mapimí es un Pueblo Mágico cuya belleza e interés histórico hace que sus visitantes ignoren el incómodo calor y se sumerjan en el misterio y las soberbias construcciones que permanecen en pie después de cuatro siglos de tragedia y prosperidad.

Qué visitar en Mapimí Pueblo Mágico

El legendario Camino o Ruta de la Plata, que pasa por los estados de Durango, Chihuahua y Zacatecas, encontró a una de sus estrellas cuando en el siglo XVI Fray Servando de Ojuelos, al mando de una expedición evangelizadora, encontró en la montaña las vetas de la mina de Santa Rita y avisó a la Corona Española para comenzar su explotación. A partir de entonces se erigieron los poblados de Ojuela y Mapimí, uno en la entrada de la mina y otro al pie de la montaña.

Muchas otras minas fueron descubiertas en la región, como La Colorada, Las Ánimas, San Cayetano, La Soledad, San Ignacio, San Judas Tadeo, Santa Rita y otras, las cuales agruparon una gran comunidad de mineros, que en su mayoría eran indios tlaxcaltecas provenientes de los alrededores. Con el crecimiento de los pueblos, se edificó una modesta ermita y se trajo de España una hermosa escultura de Cristo Crucificado, a la que los lugareños nombraron como El Señor de Mapimí gracias a sus milagros concedidos, cuya fama se extendió por los contornos.

Las etnias locales nunca estuvieron de acuerdo con la colonización, por lo que perpetuaron continuos ataques que solían ser sangrientos y devastadores. La población de Mapimí emprendió la construcción de túneles y presidios para poder escapar, pero en la procesión del Jueves Santo de 1715 fueron de nuevo sorprendidos y el Real de Santiago de Mapimí quedó convertido en ruinas y escombros humeantes, excepto la imagen del Señor de Mapimí, que quedó intacta. Los mapimíes decidieron enviarla a la población minera de Cuencamé para ponerla a salvo de futuros atentados mientras reconstruían su ciudad.

Medio siglo después, Mapimí fue azotada por una epidemia de cólera, por lo que sus habitantes, angustiados, pidieron la protección del Cristo de Cuencamé. No hubo resistencia, puesto que sabían que su resguardo era temporal, por lo que el pueblo se dispuso a despedirlo. Tras una velación de tres noches, toda la población se reunió en la iglesia de San Antonio de Padua para despedir al crucifijo que por más de cincuenta años les había dado protección, pero dice la tradición oral que cuando pretendieron moverla, la pieza, que es de liviana pasta de caña, se hizo tan pesada que no hubo poder humano capaz de levantarla.

Con palancas de madera y otros recursos la acercaron a la puerta del templo, pero el crucifijo creció tanto que no cupo por el portón de madera. Los comisionados de Mapimí, en su desesperación por recuperar al santo, intentaron cortarlo con un serrucho para sacarlo por partes, pero la escultura se volvió tan dura que parecía de acero, y no hubo instrumento cortante que pudiera fraccionarla. Convencidos ya de los deseos de la cruz de quedarse para siempre en Cuencamé, los mapimíes la dejaron en el lugar, pero nunca han renunciado a su protección y dicen que el Señor de Mapimí está con ellos, aun a más de doscientos kilómetros de distancia.

Actualmente, el templo del Señor de Mapimí, edificado en 1772, puede ser visitado en el centro de Mapimí, aunque la escultura original se halle en el mencionado Cuencamé. Allí, comparte el paisaje con varias edificaciones que narran la historia de cuatro siglos del poblado: junto a las antiguas sedes del Departamento de Comercio y del Servicio Postal se encuentran la Casa Cigarroa o Museo Benito Juárez, donde en 1864 este presidente estableció su Palacio Nacional mientras perseguía a las tropas imperialistas, y el Recinto Hidalgo, un ex-convento de cantera y herrería donde en abril de 1811 pasaron nueve días de cautiverio los héroes de la Independencia Miguel Hidalgo, Ignacio Allende y Juan Aldama, antes de ser ejecutados en Chihuahua. Durante su estancia, el Padre de la Patria escribió una serie de poemas a los paisajes de Mapimí; el dedicado al Cerro de la India puede leerse en el Museo Comunitario del pueblo.

Otro lugar de Mapimí en el que se vivió la historia de México es el Callejón de las Flores, donde se ubica la casa que perteneció a Margarito Barrera, compadre del general de la Revolución Mexicana Francisco Villa. La vivienda fue refugio del llamado Centauro del Norte, pues además de disfrutar su alberca, había túneles que llevaban al arroyo o a Loma Blanca.

La diversidad de la población de Mapimí y Ojuela se ve reflejada en la Iglesia de Santiago Apóstol, justo enfrente de la plaza principal, pues se trata de una construcción del siglo XVIII, de cantera labrada y clásico estilo barroco que sin embargo tiene una peculiar fachada con detalles mudéjares, término árabe utilizado para designar a los musulmanes que permanecieron viviendo en territorio conquistado por los cristianos.

Cada año, a partir del 16 de julio se celebra la fiesta patronal de este templo a la que acuden miles de turistas, pues es un enorme festejo en el que se corona a la reina y se realizan las carreras atléticas de 24 kilómetros de Bermejillo a Mapimí, una de las tradiciones más arraigadas en los desiertos del norte; además, por las noches hay música y baile, pirotecnia y deliciosa comida local.

Lo imperdible en Mapimí Pueblo Mágico

La historia de Mapimí, como la del norte de México en general, se narra a través de la felicidad y la tragedia de sus pobladores. Por ello, resulta muy interesante visitar las lápidas del Panteón de Mapimí, que por cierto, es el mejor punto para ver la silueta de La India en el cerro. Este camposanto le ha brindado descanso eterno a los mapimíes desde el siglo XVII; algo que llama la atención es que los epitafios están escritos tanto en español antiguo como en inglés, alemán, francés y hasta chino, pues en Ojuela y Mapimí habitaron numerosos extranjeros que llegaron a la región en busca de fortuna.

Este Pueblo Mágico duranguense quedó justo en medio del Camino Real de Tierra Adentro, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por haber servido 300 años como la ruta comercial y cultural más importante entre la Nueva España y el norte del país, que abarcaba hasta Santa Fe, en Nuevo México, lo que llevó al país a ser el reino más grande y esplendoroso del continente americano. Actualmente, el itinerario turístico de este camino pasa por una serie de tesoros históricos y naturales, y Durango es su sección estelar, pues 19 de los 59 lugares emblemáticos del camino pertenecen a ese estado. Mapimí, la mina de Ojuela y su espectacular puente, son tres de ellos.

En lo alto de la montaña, el pueblo de Ojuela es hoy en día un lugar fantasmagórico. Entre el siglo XVIII y principios del XX, llegó a tener más de 3,000 habitantes, energía eléctrica, agua potable, iglesia, escuela y lujos citadinos como salón de baile, teatro y varias tiendas. Todo aquello permanece en pie, pero en ruinas, y en medio de un silencio de muerte que solo se ve interrumpido por la actual afluencia de turistas y los vendedores de piedras preciosas, cada vez mayores desde que en 2012 Mapimí fuera integrado al programa de Pueblos Mágicos.

En la entrada de la mina de Ojuela, se encuentra el puente del mismo nombre; se trata de una impresionante obra de ingeniería, construida en madera y acero, y único en su tipo en América Latina. Fue levantado en 1892 por el ingeniero alemán Santiago Minhguin para comunicar el yacimiento principal con las bocas menores y transportar el metal hasta los patios del pueblo. Resulta muy emocionante para los visitantes recorrer los 318 metros que tiene de lado a lado mientras el viento ruge sobre sus 110 metros de profundidad; si se busca aun más adrenalina, existen tres tirolesas a lo largo del puente para experimentar la sensación de aventarse al vacío mientras se disfruta el paisaje.

Para entrar a conocer la mina es necesario ir con un guía, pues tiene 450 kilómetros de túneles, muchos de ellos bajo el agua. Visitar este sitio tiene un especial interés para los coleccionistas, pues si bien en la antigüedad se extraían de ahí metales comunes, pero muy valiosos, como oro, plata y cobre, a lo largo de la historia se han extraído 117 especies de minerales raros y valiosos, como adamitas, paradamita, escorodita y la extraña legrandita, que solo ha sido hallada en Ojuela y en una lejana mina en Namibia, África. Al final del recorrido, se puede apreciar el cuerpo de una mula momificada por el salitre del suelo, y varias de las herramientas que se utilizaban hace siglos en la mina.

Otra de las atracciones subterráneas de la región son las Grutas del Rosario, 24 kilómetros al oeste de Mapimí, que desde 1964 son visitadas por miles de turistas cada año. Para llegar, es necesario atravesar un camino de terracería culminado por una empinada subida de 200 escalones, que conducen a 500 metros de recorrido en cuatro galerías conectadas una tras otra, formando un descenso de casi 30 metros.

En el suelo de estas cuevas fluyen aguas sulfurosas con una enorme cantidad de minerales, que con el paso de los milenios han ido esculpiendo sobre la piedra formas caprichosas y, con algo de imaginación, hacen posible admirar figuras como "los novios", un cocodrilo, chimeneas, castillos, tronos, monstruos, duendes, y variados instrumentos musicales, todos de un extraño color entre blanco y rojizo dado por las impurezas del agua.

A pesar de su extenso legado histórico, Mapimí es conocida en el mundo principalmente por la Reserva de la Biósfera Bolsón de Mapimí, zona de 103,000 hectáreas reconocida por la UNESCO por su riqueza en flora y fauna, a pesar de estar en medio del desierto. Gracias a las precipitaciones fluviales presentes en la zona, cada año se forman pequeños estanques que sirven de sustento a especies como escorpiones, serpientes, correcaminos, ratas y tortugas desérticas, búhos, águilas, halcones, chotacabras, sapos, zorritas del desierto, lagartijas, chicharras, venados, ardillas, liebres y conejos, además de peculiares matorrales, cactáceas y fósiles marinos.

Si bien esta reserva no cuenta con una infraestructura netamente turística, pues su objetivo es la investigación, se puede acampar por las noches para experimentar en carne propia la soledad y vastedad del desierto. El punto más socorrido por los visitantes es el conocido como la Zona del Silencio, que desde la década de los 70, cuando un misil estadounidense cayó en sus arenas, ha sido cuna de mitos y leyendas que afirman la existencia de curiosos fenómenos, como la incapacidad para captar ondas de radio y la proclividad para la caída de meteoritos, que por cierto, son hermosos. Lo que es cierto es la singularidad de su flora y fauna, que incluye nopales de color morado y enormes tortugas de extraño caparazón, las más grandes de América del Norte.

Toda esta rica biodiversidad es estudiada en el Laboratorio del Desierto, una de las estaciones de campo mejor equipadas del país, en la que importantes centros educativos como la UNAM, la UAM y el Instituto de Ecología realizan extensas investigaciones sobre la fauna en peligro de extinción, como la gran tortuga del Bolsón de Mapimí y el venado vura, los efectos del cambio climático sobre la comunidad y las alternativas ecológicas que pueden utilizarse en este lugar.

Qué comer en Mapimí Pueblo Mágico

La gastronomía del Pueblo Mágico de Mapimí no es muy diferente de la que prevalece en la zona norte del país: platillos como pancita de chile colorado, chicharrón con nopales, carne de cerdo con calabacitas y elote, gorditas, caldo de res, enchiladas, sopa de lentejas, queso asado con jamón y chorizo, suculentos cortes de carne de res a la plancha acompañados con papas y frijoles, combinados con delicias locales como el cabrito en ataúd, que se tiene que pedir con antelación porque tarda horas en hornearse, con resultados deliciosos.

En cuanto a los postres, en Mapimí se pueden disfrutar panes de nata y piloncillo, preparaciones de calabaza y "greñudas", un tipo de dulce de coco. La bebida típica de Mapimí es el sotol, un destilado servido con pequeños trozos de canela. Todos estos y otros manjares se pueden comer en las calles del pueblo y en bellos y tranquilos restaurantes como el Muñoz y el Casa Grande. El Lejano Oriente es el más reconocido, propiedad de la familia Fong y con una decoración llena de motivos tradicionales chinos.

Qué comprar en Mapimí Pueblo Magico

Por obvias razones, en Mapimí es muy fácil adquirir piedras preciosas, y existe toda una variedad que incluye cuarzos, geodas, piedras endémicas y rosas del desierto, entre muchas otras, que son trabajadas por los artesanos para elaborar bella joyería, accesorios y objetos utilitarios como bolsas y morrales, además de esculturas y figuras talladas en piedra caliza.

Para dormir en Mapimí Pueblo Mágico

Con una asistencia turística que se ha ido incrementando en grandes cantidades cada año a partir de su nombramiento como Pueblo Mágico, la capacidad hotelera de Mapimí a menudo se ve rebasada y tiene que apoyarse en la de Torreón, la capital de Coahuila. No obstante, existen varios hoteles de diferentes precios, que ofrecen los servicios necesarios para una tranquila estancia. Cerca del centro se encuentran el Hotel Mesón Villa de Santiago y el Viva Villa, así como la Posada Real de Mapimí, cuyas habitaciones se encuentran rodeadas de amplios patios y detalles arquitectónicos del siglo antepasado.

Para mayor información sobre Mapimí Pueblo Mágico

Palacio Municipal

Av. Hidalgo 1, Centro, Mapimí, Durango

Teléfono: 01(872) 762 2109

Facebook: @TurismoMapimi



Artículos relacionados con Mapimi Pueblo Magico




Parque Xcaret





Como Llegar  Playas Mexico

Cómo Llegar a Mapimi Pueblo Magico Durango

A Mapimí se puede llegar en avión, a la ciudad más cercana que es Torreón, Coahuila, a través de AeroMéxico. De ahí hay que transladarse a Gómez Palacio, Durango, de donde sale la línea de autobuses Grupo Cerna Martínez o taxis interejidales. En automóvil, desde Torreón son 74 kilómetros por la Federal y Autopista 49, y llegando a Bermejillo seguir a la izquierda por la Carretera Estatal 30.





Comentarios Pueblos Mexico

Comentarios sobre Mapimi Pueblo Magico Durango

Esta es la opinión de los internautas que visitan este sitio, no de pueblosmexico.com.mx

10 Mensajes del foro

  • Mapimí

    4 de agosto de 2011 17:54, por David
    bello lugar, mistico y grandes cosas que disfrutar.se los recomiendo

    Responder este mensaje

  • Mapimí

    25 de enero de 2012 12:52, por M.V.Z. GERMÁN MANZANERO MEDINA
    SUGIERO QUE SE LE PUEDA DAR MÁS DIFUSIÓN A SU RESERVA ECOLÓGICA Y AL CUIDADO DE LA MISMA!!!

    Responder este mensaje

  • Mapimí Pueblo Magico

    9 de junio de 2013 15:37, por Giuseppe
    Una sugerencia por mi persona es hacernos del servicio de personas que vayan a ser las que nos guien, que se encuentren bien preparadas con la debida información teniendo en este acto bases como fundamento para que así con certeza se puedan afirmar diferentes cosas de las que existieron y las que en el presente siguen ocupando un sitio que es de atención para el visitante. Con lo anterior mencionado, si se le pone la debida atención de parte de las autoridades que se encuentran en su representación, se tendrá más aceptación y con esto el turista quedará asombrado y será de su agrado volver a realizar la visita en un futuro no muy lejano al "Real de Mapimí" y mina "La Ojuela". Debemos de hacer mención que ambs sitios también tienen declaratoria por la UNESCO de Patrimonio Cultural de la Humanidad por formar parte del Camino Real de Tierra Adentro o Camino de la Plata, conocido también como Camino a Santa Fe. De mi parte, mucha suerte se tenga. Saludos.

    Responder este mensaje

    • Mapimí Pueblo Magico 8 de octubre de 2014 13:36, por elizabeth jacobo
      Podria hacerte algunas preguntas, me gustaría viajar y visitar este lugar en próximos días, espero puedas, gracias!! Saludos

      Responder este mensaje

  • Mapimí Pueblo Magico

    14 de enero de 2014 11:16, por Eros
    Donde se puede alojar uno ?gracias

    Responder este mensaje

  • Mapimí Pueblo Magico

    7 de marzo de 2014 14:05, por Juan Medina
    Me gustaría que incluyeran en las fotos del pueblo, algunas alusivas a la montaña con el rostro del indio Mapeme. Es espectacular y fue fuente de inspiración para el Padre de la Patria en su paso por este lugar. Favor de colocar el poema que él le compuso a la montaña en cuestión. Gracias

    Responder este mensaje

  • Mapimí Pueblo Magico

    29 de diciembre de 2014 13:00, por Cheko
    Mi madre era originaria de Mapimí,,mis abuelos maternos así como 10 tios más,,tengo muchos primos alli,,yo he visitado este hermoso pueblo 4 ocasiones diferentes,,se los recomiendo...

    Responder este mensaje

  • Mapimí Pueblo Magico

    9 de febrero de 2016 01:41, por Guadalupe Briseño de la Garza

    Me gustaría que incluyeran en este sitio la Historia del Real de Mapimí, como quién lo

    fundó y en qué año; quién construyó el Puente de Ojuela; qué Compañías extranjeras

    estuvieron ahí; cuándo pasó por ahí Miguel Hidalgo. En fin, más información histórica.

    Responder este mensaje

  • Mapimí Pueblo Magico

    1ro de marzo de 2016 13:15, por Cristy
    Que tal! Solicito información de guia de turistas y hospedaje, o con quien me pueda contactar para ello

    Responder este mensaje

  • Mapimi Pueblo Magico

    12 de enero de 2018 20:41, por Itzel
    Creo que hay más sobre Mapimí para contar, no todo es sobre el Puente de Ojuela que si bien, es una joya, no es la única piedra preciosa con la que se cuenta en la región de Mapimí, Dgo. Hay mucho que contar de este enigmático lugar. Ahora bien, no estaría mal que se especificara como llegar de Gómez Palacio a Mapimí; al inicio dan una explicación de como llegar desde Guadalajara y la Cd. México a Gómez y Torreón, pero después de es, solo se menciona que se parte de Gómez a Mapimí como si se pudiera llegar a este lugar por arte de magia, no todos los visitantes llegan en auto propio, aunque eso de llegar por arte de magia bien podría ser cierto ya que los letreros que indican dónde se encuentra el pueblo mágico de Mapimí son prácticamente indistinguibles por su dimension. Por ende el gobierno del estado de Durango debería hacer muchas mejoras en este aspecto para que los turistas podamos visitar este bello lugar que es Mapimí.

    Responder este mensaje


Publica un comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Escribe un comentario sobre este artículo

(Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

 
 
 



Los mejores Pueblos Magicos de Mexico

Bernal | Tepoztlan | Cholula | Taxco | Real de Catorce | Tapalpa | Real del Monte | Cuetzalan | Tepotzotlan | Coatepec | Zacatlan | Ver mas...
 

Siguenos en

Mapa del sitio | Contáctenos | Anunciate | Aviso de Privacidad
Todos los derechos resevados © Pueblosmexico.com.mx | Powered by: Agencia W Paginas Web Aliger Software