Pueblos Mgicos de Mexico  
 

Mapimí Pueblo Magico Durango

 

Mapimí Pueblo Magico

Durante el siglo XVI, los españoles desarrollaron varias expediciones al norte del país, un territorio hasta entonces desconocido, tratando de hallar las legendarias ciudades de oro Quivira y Cíbola. Curiosamente, aun cuando estas míticas urbes nunca fueron halladas, estos viajes sirvieron para encontrar grandes yacimientos de metales preciosos. Esto fue la pauta para la aparición del Camino de la Plata y motivó la aparición de pueblos como Mineral de Santiago de Mapimí en Durango.

La existencia de Mapimí se desarrolló durante cuatro siglos en torno a la mina de Ojuela. La arquitectura del pueblo, durante el siglo XVII, fue elegante y fastuosa. Justo en la entrada de la veta apareció el pequeño poblado de Ojuela, mismo que atrajo a aventureros, buscadores de fortuna y comerciantes. Tanta fue su fama que es mencionado en poemas, leyendas y corridos. El monumental Puente de Ojuela, todavía despierta admiración por la excelencia de su ingeniería.

En la actualidad, Mapimí se orienta, más bien, al turismo como actividad económica preponderante. Y para ello se vale de su inmenso patrimonio histórico y silvestre, puesto que se localiza en el corazón de la Reserva de la Biosfera Bolsón de Mapimí, un área natural de enorme belleza y relevancia para la preservación de diversos ecosistemas de la región.

Qué visitar en Mapimí Pueblo Magico

El centro histórico de este pueblo duranguense, destaca por su noble antigüedad: más de 400 años de historia que nos dejan contemplar las maravillas de esta comunidad minera. La admirable arquitectura de los siglos XVII y XVIII se hace patente en el edificio que fuera sede del Departamento de Comercio, así como también, el del Servicio Postal y el del Templo del Señor de Mapimí., edificado en 1772 con un estilo gótico. Su panteón es fascinante por las tumbas que existen allí de extranjeros que trabajaron en las minas y las leyendas relacionadas con el lugar, como Los Cuatro de a Caballo y Los Ladrones de Ojuela.

La Mina de Ojuela es otro sitio imperdible en Mapimí. Tiene 450 kilómetros de túneles y se constituyó en su momento, en el crisol del pueblo. Allí se extraían cobre, plata y oro y hoy atesora, raros y fascinantes minerales. Quienes recorren el lugar, reciben la orientación de un guía especializado, quien usa una lámpara de aceite para recorrer los oscuros túneles. Al final del recorrido se puede observar a una mula momificada y varias de las herramientas que se utilizaban en esa mina, hace siglos.

Ojuela, hoy por hoy, es un pueblo fantasma que impresiona por su soledad y su ambiente silencioso. Esta pequeña comunidad llegó a tener tres mil moradores y contaba con su teatro, iglesia, casino y sistema de agua potable. Se localiza en lo más alto de un cerro, junto al puente colgante. Una vez que las minas se inundaron, fue abandonado definitivamente. Para quienes gusten de fotografiar lugares misteriosos y notables, Ojuela es una oportunidad irresistible.

En este mismo sentido, el mencionado Puente de Ojuela, también es algo que no se puede dejar de lado en una exploración de esta zona de Mapimí. Tiene 318 metros de largo por dos de ancho y se levanta sobre una hondura de 110 metros. Se ha instalado una tirolesa a un costado del puente para así lanzarse por sobre la cañada en una experiencia única para los turistas extremos.

Cómo llegar a Mapimí Pueblo Magico

Hay que arribar a Gómez Palacio, Durango, o a Torreón, en Coahuila. Para ello se pueden utilizar vuelos que parten desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. También se puede hacer el viaje en autobús, el cual toma entre 14 y 16 horas. Si se viaja en automóvil, desde Guadalajara, se debe seguir la carretera a Zacatecas, cruzar por Mal Paso y Jérez y luego ir por la desviación a Fresnillo, pasar por Río Grande, hasta arribar a Cuencame, en Durango. Posteriormente hay que llegar Gómez Palacio y de allí a Mapimí.

Información relevante acerca de Mapimí Pueblo Magico

La mina de Ojuela tiene aspectos de gran interés para los coleccionistas. Allí se han extraído 117 especies de minerales raros y valiosos, como adamitas, paradamita, escorodita y la extraña legrandita, misma que solo ha sido hallada en Ojuela y en una lejana mina en Namibia, en el continente africano.

Actividades a realizar en Mapimí Pueblo Magico

Otros de los lugares que te recomendamos visitar en Mapimí, son: la Iglesia de Santiago Apostol, construida en el siglo XVIII y que cuenta con una notable fachada de cantera labrada, con detalles mudéjares, y el Museo Juárez e Historia de Mapimí y Ojuela, el cual incluye documentos y referencias acerca de la historia de la región.



como llegar a Mapimí Pueblo Magico Durango

Hay que arribar a Gómez Palacio, Durango, o a Torreón, en Coahuila. Para ello se pueden utilizar vuelos que parten desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. También se puede hacer el viaje en autobús, el cual toma entre 14 y 16 horas. Si se viaja en automóvil, desde Guadalajara, se debe seguir la carretera a Zacatecas, cruzar por Mal Paso y Jérez y luego ir por la desviación a Fresnillo, pasar por Río Grande, hasta arribar a Cuencame, en Durango. Posteriormente hay que llegar Gómez Palacio y de allí a Mapimí.